Las ventanas de aluminio son una excelente opción para remodelar tus espacios y tener al mismo tiempo unas ventanas funcionales con bajo costo de mantenimiento. Hoy te diremos por qué debes decirle que sí a las ventanas de aluminio:  

1. El aluminio es un metal ligero y resiste a la corrosión si está lacado. Toma en cuenta que también es un material que difícilmente se deforma o deteriora, por lo que los costos de mantenimiento serán mínimos.

2. Hablando del mantenimiento, la limpieza del aluminio es sumamente sencillo y es un material que no atrae suciedad o polvo.

3. El aluminio es un excelente material para aislar el ruido y la temperatura. También es excelente contra la humedad, contra la radiación solar y todas las inclemencias meteorológicas, sin empañamiento alguno.

4. Si hablamos de tu seguridad, el aluminio no es un material inflamable. Es decir, no arde como el metal y no desprende sustancias nocivas para tu salud.