A pesar de la alta resistencia que posee el aluminio, factores como la acumulación de residuos, manchas, moho, agua y los rayos del sol, pueden deteriorar la estética y funcionalidad de tus canceles de aluminio.

Para que esto no suceda, lo más recomendable es darles mantenimiento y limpieza, al menos una vez al mes.

Hacerlo no es tan complicado, a continuación, en Vidrio + Aluminio te decimos cómo limpiar un cancel de aluminio en 4 sencillos pasos, notarás increíbles resultados:

1) Limpia la superficie con un paño húmedo.

Si se trata de un cancel de baño, para limpiarlo, aprovecha el vapor que se genera después de la ducha.

2) Talla el cancel con una fibra suave, empleando un poco de vinagre, o bien, algún producto de limpieza compuesto por amoniaco.

Recuerda que este ingrediente es sumamente corrosivo, por lo que recomendamos diluirlo previamente con un poco de agua.

3)Retira los residuos con un trapo húmedo.

4)Seca perfectamente con otro trapo.


Cuida tu inversión siguiendo estos consejos, tus canceles de aluminio lucirán impecables y en buen estado.